dermatitis atópica

Dermatitis atópica en bebés, niños y adultos

¿Qué es la dermatitis atópica?

Se trata de un trastorno inflamatorio de la piel crónico y evoluciona a modo de brotes 

donde la piel seca, descamada e irritable está en toda su expresión y con ello el picor.

“Para intentar controlar los brotes tenemos que tratar esa sequedad que aparece en rostro, cuerpo y cuero cabelludo”

El picor es muy molesto y nos hace rascarnos provocando que salgan ronchas y heridas.

No se contagia y no tiene cura todavía, pero cuidar la piel diariamente puede disminuir sus síntomas.

“La dermatitis atópica o eczema atópico lo padecen el 10-20% de los niños y sobre un 5% de los adultos”

Puede aparecer en bebés, niños y adultos. Suele afectar en casi el 90% de los casos a niños menores de 5 años y conforme crecen muchos de ellos se libran de la atopia.

Los síntomas varían de bebés a adultos

  • Dermatitis del lactante: La piel seca y descamada aparece antes del año y sobre todo en las mejillas, el cuero cabelludo, en las rodillas y en los codos.
  • Dermatitis infantil: Ocurre sobre todo en los pliegues de las articulaciones. Aparecen descamaciones y engrosamientos de la piel. Suele aparecer sobre los 2 años hasta los 7 años o inicio de la pubertad.
  • Dermatitis adulta: Es muy raro que empiece la enfermedad en edad adulta, predomina la piel muy seca y descamada, los picores son continuos en cara y cuerpo. Suele aparecer con frecuencia en cuello y escote.

Cuando hablamos de los más peques de la casa estos picores son insufribles; no duermen bien, los brotes les crea ansiedad, estrés y pueden ser discriminados en el cole y con ello la falta de confianza en uno mismo.

¿Por qué aparece la dermatitis atópica?

No se sabe aún cuál es la causa o causas que la provocan, pero sí que hay varios factores para padecerla:

  • Se puede heredar de nuestros padres. Si ellos padecen atopia o la padecieron, tienen asma o alergia como la conocida fiebre del heno, será aún mayor la posibilidad de que aparezca si ambos padres padecen alguna de las enfermedades anteriores.
  • En ciudades frías y con mayor contaminación. Las temperaturas frías provocan mayor resequedad y mayor posibilidad de que aparezca.
  • Las mujeres la padecen más que los hombres y parece que la edad de ser madre también puede influir.

El ciclo de la dermatitis atópica

Cuando hablo de que hay un ciclo es porque todo aparece con la piel reseca, esta nos pica mucho y es inevitable rascarse. Al rascarnos sin parar la barrera lipídica se altera, creando irritación e incluso infección por bacterias, lo que nos lleva a una inflamación. La resequedad no ha mejorado y pica demasiado, por lo que seguimos rascándonos.

Dermatitis atópica ciclo

Hay estudios donde los que padecen dermatitis atópica tienen una deficiencia en los factores naturales de hidratación de la piel como la urea y aminoácidos, por lo que no retienen la humedad en la piel y tienen una alteración en los lípidos de la epidermis. La conclusión es que la piel estará seca y con mayor riesgo de infecciones.

Combatir los síntomas en casa

Podemos decir que la piel atópica se divide en dos fases, el brote donde seguramente será necesario usar medicación como corticoides para aliviar el picor y la fase interbrote que podemos prevenir o disminuir los brotes si llevamos una higiene y cuidado en casa diarios.

  1. Baño

Para evitar que la piel se reseque demasiado es mejor usar productos sin jabón y pH ácido, a temperatura media sobre 30° C, baños cortos y evitar frotar la piel. En adolescencia y adultos es mejor una ducha tibia.

  1. Secado

Secar la piel con toallas de algodón suave y sin frotar. Seca muy bien los pliegues de las articulaciones y nalgas.

  1. Hidratar

Recomendable usar cremas con emolientes que hidraten en profundidad, busca ingredientes como la manteca de karité, urea o inulina.

  1. Ropa

La ropa debe ser de algodón o lino y evitar prendas de lana. Usa detergente suave y evita el suavizante.

  1. Casa

En casa debes evitar que se acumulen los ácaros en los sofás, alfombras y colchón. Ventila la habitación a diario y evita alfombras en el cuarto.

  1. Verano

El sol y la playa vienen bien para la atopia. El agua del mar calma y es beneficiosa, en cambio la piscina reseca la piel. Baños cortos, retirar el cloro e hidratar la piel inmediatamente después.

  1. Invierno

En invierno se agrava la piel atópica. El frío, la humedad y la calefacción pueden ocasionar un brote. En casa puedes tener una temperatura media de 20-22°C e hidratar muy bien la piel.

Dermatitis atópica cuidados en casa

 

Otros cuidados

  • Si pica demasiado, usar guantes de algodón suaves por la noche para evitar rascarse. En bebés también y darle un peluche para que le rasque a él.
  • Mantener las uñas cortas para evitar heridas al rascarnos.
  • Mantener la temperatura media y la humedad de la casa baja para evitar el sudor.
  • En las prendas nuevas, lavar siempre antes para eliminar cualquier residuo de tinte.
  • Aplica la crema dos veces al día.
  • En caso de brote consulta a tu dermatólogo para recetarte la medicación oportuna, que seguramente sean corticoides y antihistamínicos.

Si estás leyendo este post supongo que será porque padeces de piel atópica o conoces a alguien que lo padece.

¿Tienes algún truco para aliviar los síntomas?

 

Productos Relacionados

2 comentarios en “Dermatitis atópica en bebés, niños y adultos”

  1. Baños de avena, van muy bien. Se muelen los copos en un molinillo y se añaden a la bañera. La avena es calmante, a mi bebé le ha ayudado mucho.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *