¿Sabes cuál es la parte más resistente de tu cuerpo?

anatomía del cabello melanina tipos de cabello clasificaciónComo puedes ver en la infografía, vas a conocer todo sobre tu cabello en una serie de artículos… ¿Nos acompañas?

Anatomía del cabello

Tu cabello está compuesto por unas fibras que son capaces de soportar casi todo, incluido el tiempo.

¿Alguna vez has visto una momia? Por lo menos yo de verdad no, pero en la tele sí, si la ves fíjate que suelen tener pelo aunque hayan pasado muchos años de su muerte. Esto es debido a que el cabello es la parte más resistente del cuerpo. Por eso aunque lo “maltratemos” siempre estará contigo, dañado pero estará, por eso si quieres lucir una melena sana, tienes que conocer a fondo como es tu cabello.

Una hebra de cabello está compuesta por 3 capas principalmente, empezamos desde fuera hacia el interior:

  • Cutícula: está compuesta por capas superpuestas de escamas. En un cabello humano recién formado se pueden superponer hasta 10 escamas en una sección.

Las escamas cuticulares protegen la corteza y actúan como una barrera. Cuando estas escamas están intactas su superficie refleja la luz, por lo que el cabello se ve brillante y sano. Por eso es importante usar acondicionador ya que el ph del champú hace que estas escamas se abran para limpiar y el acondicionador las vuelve a cerrar, si no usamos acondicionador tendríamos el cabello áspero.

  • Corteza: es el elemento estrella de tu cabello… sin ella no tendrías melena porque es la responsable de la fuerza, forma, elasticidad, y color.

Está compuesta por células alargadas, que contienen la súper conocida  queratina. Esta proteína es altamente viscosa y elástica y favorece el endurecimiento de las células. La queratina se compone de una serie de aminoácidos, cuyas funciones son entre otras, las de proporcionar elasticidad al cabello. Sólo sintetizamos 10 aminoácidos por lo que la dieta es muy importante para conseguir los otros 10 aminoácidos necesarios.

  • Médula: no tiene una función en sí, por lo que no está presente en todos los cabellos de los humanos. Cuando aparece suele ser en cabellos más gruesos y/o canosos.

 

¿Por qué tengo este color de cabello y no otro?

Tu color natural de pelo depende de la melanina, pero no todas las hebras son iguales. Si se distribuye uniformemente tendremos mechas naturales… ¡qué suerte tienen algunas personas!

Hay dos tipos de melanina: eumelanina que es marrón y negra y la feomelanina que es roja. Los niveles de concentración de cada una determinará el color de tu cabello. Cuanta más eumelanina tengas más oscuro es tu cabello y cuanto más feomelanina tengas más claro será tu cabello. Es muy interesante la genética, algún día explicare como tu hijo puede ser rubio aun siendo los dos morenos.

 

Tipos de cabello

Aunque todos los cabellos tengan la misma anatomía, podemos diferenciar 4 tipos de estructuras; fino, grueso, rizado y teñido. En mi caso, mi pelo menos grueso lo tiene todo, vamos una joyita.

El tipo de cabello se diferencia según los siguientes factores:

  • Porosidad: es genética pero puede cambiar por daños químicos y térmicos. Según la porosidad de tu cutícula, tu pelo será capaz de absorber y retener más humedad.
    • Si tu porosidad es baja, significa que las escamas de tu cutícula están unidas fuertemente. Como ya te he contado antes, tu pelo es sano y con brillo. Repele la humedad y acondicionadores con proteínas lo suelen apelmazar. Tintes poco predecibles ya que no se sabe cuánto absorberá de color.
    • Porosidad media: apenas hay que mantenerlo, toma la humedad necesaria y no la pierde. Mejor para mantener diferentes estilos, permanentes, tintes predecibles, pero ya sabes… esto puede causar daño y aumentar la porosidad.
    • Si tu porosidad es alta debes tener un especial cuidado. Al tener más escamas separadas, entra más humedad pero a la vez se pierde también, por lo que tendrás el pelo encrespado y se te enredará más. Hay que usar acondicionadores nutritivos con mantecas y proteínas como Hidrata Cocos.
  • Curvatura: hace referencia al grado de rizo de una hebra capilar. Cada una tiene un patrón de crecimiento único y se puede “torcer” en distintas direcciones. Todo es debido a los puentes disulfuro que se crean entre 2 cisteínas de la queratina. Tu pelo puede ser ondulado, rizado o súper rizado (comúnmente conocido como afro).
  • Diámetro: difiere de la cantidad de pelo que tengas. Se mide el diámetro de una hebra y puede ser fino o grueso… a menor grosor más frágil y cuidados tendrás que darle a tu pelo.

Además de los anteriores factores, el pelo se clasifica en graso, seco, dañado o normal, incluso raíz grasa y puntas secas. Esto depende de tu cuero cabelludo, que es el que suministra los nutrientes para el ciclo de crecimiento del pelo.

  • Cabello normal: generalmente con una piel normal se tiene un cabello normal, este es aquel que en 3 o 4 días no hay grasa en el pelo y al mismo tiempo no pierde su brillo natural y es flexible.

Sabemos que es normal porque es elástico, los peinados aguantan, es suave y brillante y casi sin puntas abiertas.

  • Cabello graso: generalmente una piel grasa conllevará este tipo de cabello. Se ve pegajoso, como húmedo. Todos lo conocemos como aceitoso o “chorretoso”, no tiene volumen y los peinados se desmoronan antes.

Cuando las glándulas producen más grasa de lo necesario, existe una necesidad de lavar el pelo todos los días. Esto puede ocurrir porque aumenta la secreción de sebo facial y por la sudoración del cuero cabelludo. ¿Pero por qué ocurre? Puede ser genético, por problemas hormonales, mala alimentación…

  • Cabello seco: ocurre cuando la secreción de sebo es insuficiente. El cuero cabelludo y el cabello se vuelven secos, muy sensibles y pierden humedad.

Pero además afectan otros externos y procesos químicos. El aspecto es áspero, se enreda más fácilmente y aparecen puntas abiertas.

  • Cabello dañado: ocurre por diferentes efectos externos sobre el cabello, como naturales (contaminación y desgaste), térmicos (planchas, secador y tenacillas), mecánicos (cepillado y enredos) y productos químicos (tintes, permanentes y alisados).
  • Cuero cabelludo graso y puntas secas: esto cada vez es más común. Suele ocurrir porque a las puntas no les llega el sebo necesario, aunque también por otros factores que dañan las puntas y están secas. En este caso hay que cuidar el cuero cabelludo con productos para el pelo graso y las puntas, usando por ejemplo mascarillas.

 

En siguientes artículos hablaremos de:

Y si tienes alguna idea para un post y no he hablado o quieres que amplíe, sólo tienes que dejar un comentario.

2 comentarios en “¿Sabes cuál es la parte más resistente de tu cuerpo?”

    1. Son fáciles de hacer, nosotros usamos Illustrator, pero se puede hacer con cualquier programa. Pues ya me has dado una idea para un post de invitado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *